Equipos de Alto Rendimiento

Una perogrullada: los equipos de alto rendimiento son los que consiguen unos resultados que destacan por encima de los resultados de la mayoría de los equipos. ¿Qué marca la diferencia, qué tienen en común los equipos de alto rendimiento que no tengan otros? 

En un artículo publicado en 1993 en la revista HBR, (hay un vínculo al artículo completo al final del post), Jon R. Katzenbach y Douglas K. Smith recogen las conclusiones de un estudio realizado tras entrevistarse con más de 50 equipos en 30 empresas diferentes. 

Establecen una definición clara de equipo, y bajo esta definición de equipo hacen su estudio. Definen equipo como 'un número pequeño de personas: 
  • con un propósito compartido, 
  • unos objetivos y un enfoque de trabajo comunes, 
  • con habilidades complementarias, 
  • comprometidos entre ellos
  • y una responsabilidad compartida'.
La medida en que se dan estas características tiene relación con el éxito del equipo:

1. Un propósito compartido y propio: lo normal es que un equipo de trabajo responda a una necesidad planteada desde fuera del equipo. Pero, para que tenga éxito, el equipo debe hacer suyo el propósito y para ello debe participar en su definición. Los equipos más potentes dedican mucho tiempo a definir conjuntamente un propósito del equipo, y eso tiene como resultado que el propósito del equipo sea el de cada uno de los miembros.

2. Unos objetivos claros que concreten el propósito común. Que sean específicos, medibles, y retadores. Los objetivos retadores inspiran al equipo, crean un sentido de urgencia. Deben ser propios del equipo, no de carácter general. Esto ayuda también a cohesionar el equipo. Los objetivos claros ayudan en las discusiones del equipo a mantener el foco y a priorizar.

3. Unas personas que aporten habilidades complementarias. Se debe seleccionar a los miembros del equipo en función de sus conocimientos técnicos, sus habilidades en resolución de problemas y sus habilidades relacionales (escucha, crítica constructiva, reconocimiento, asunción de riesgos, cooperación). Y un equipo potente además es un foro de desarrollo de nuevas habilidades.

4. Un fuerte compromiso para que el trabajo se haga. El trabajo se hace entre todos los miembros del equipo, se hace en los plazos acordados de forma consensuada. Y, al menos parte del trabajo, se hace juntos. La interacción entre los miembros de los mejores equipos se da además fuera de los foros formales de encuentro.

5. Una responsabilidad compartida, como equipo. Y cada uno de los miembros del equipo se siente responsable ante el resto y ante el exterior de los resultados del equipo. 

El artículo se puede leer aquí: The Discipline of Teams

Algún enlace interesante relacionado con el tema:
teamwork-is-the-new-way-to-win
3-simple-ways-to-boost-your-teams-creativity
why-successful-teams-set-small-goals

Termino con un video de las diferencias entre un equipo de alto rendimiento y uno que no lo es. En otro post hablaré de qué se puede hacer para impulsar el trabajo en equipo.